Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 246 Septiembre de 2019

Alfredo Urdaci Iriarte, socio fundador y consejero delegado de Ludiana

Paloma Serrano

Alfredo Urdaci Iriarte estudió Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra, con Premio Extraordinario Fin de Carrera, y Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en prensa: Diario de Navarra y Diario 16; en radio: Radio Nacional de España y Onda Cero; y en televisión. Ha sido corresponsal en Italia de RNE, trabajo por el que recibió el Premio del Club Internacional de Prensa a la mejor cobertura en el extranjero; director de Servicios Informativos de TVE, y director y presentador de la Segunda Edición del telediario. Recibió el Premio al Mejor Programa Informativo de la Academia de la Televisión en el año 2000. Tiene además dos Antenas de Oro y una Antena de Plata y ha escrito varios libros.
En el año 2004 fundó Ludiana, una compañía de comunicación centrada en la prevención y gestión de crisis y en la formación de directivos para el desarrollo de habilidades de comunicación, con una larga experiencia en ambos campos. Desde entonces ha trabajado para presidentes de multinacionales, asesorando y preparando cada discurso, cada rueda de prensa, cada situación en la que la comunicación tiene un valor estratégico. Entre sus clientes hay grandes compañías, pero también “star ups” para que mejoren su visibilidad y profesionales que necesitan potenciar su marca personal.

Después de una más que extensa trayectoria profesional, en 2005 decidió fundar Ludiana, consultora de comunicación con extraordinaria proyección. ¿Por qué?
Por coherencia. En esa trayectoria ha habido radio, prensa y televisión. Esos medios y los equipos con los que he trabajado, me han enseñado mucho sobre comunicación. Cuando fundo Ludiana creo llegado el momento de aportar al mundo empresarial muchas de esas lecciones. El liderazgo exige habilidades de comunicación. La reputación de las marcas y de las personas requiere vigilancia del entorno, compromiso, y comunicación de los valores y de los resultados. Todo eso me lleva a emprender esta aventura, que creo que es uno de esos viajes que uno inicia “en el medio del camino de la vida”.

¿Qué servicios más significativos ofrece Ludiana y a qué tipo de clientes van destinados?
Nuestro cliente es la empresa y son sus directivos. También los profesionales, los despachos, y todos aquellos que buscan potenciar una marca personal. Para las grandes empresas tenemos una tecnología que permite detectar riesgos de reputación en un estado muy temprano, y gestionar esos riesgos para que no se conviertan en amenazas. Para las pymes tenemos un servicio de asesoramiento en comunicación, para que su mensaje sea más visible y para que sus directivos sepan comunicar mejor. Y para todos, grandes y pequeños, o profesionales, tenemos servicios de herramientas de comunicación, desde páginas web a audiovisuales, y todo tipo de contenidos que les permitan comunicar mejor.

¿Por qué comunicar es una cuestión estratégica?
La estrategia es la comunicación. Vivimos en un ecosistema en el que el capital más preciado es la atención de nuestros públicos. Es un capital escaso porque hoy el grado de información es máximo. Y, sin embargo, el ambiente está lleno de marcas que buscan su público, que quieren influir, que necesitan llamar la atención y atrapar el interés de sus clientes. Por eso la estrategia es siempre un camino por el que la comunicación se abre paso y llega de manera eficaz.

¿Qué valor tiene la comunicación en las empresas?
Es un valor siempre alto, y cada vez más importante. Primero, para la comunicación interna: para tener empleados comprometidos que trabajan con pasión por lo que hacen, y después para la comunicación externa, fundamental. El mundo ha cambiado, y hoy el cliente reina más que nunca, con mucho más poder que en otros tiempos. Conseguir que ame nuestra marca, que tenga fidelidad, que se sienta vinculado, todo eso son efectos de una política empresarial en la que está implicada la comunicación como la herramienta más potente, la más capaz de conseguir que la nuestra sea una marca invencible.

¿Por qué la fórmula óptima para transmitir imagen, según los expertos, es departamento de comunicación de la empresa más consultora externa?
Creo que los departamentos internos conocen muy bien la estructura de la empresa, y las relaciones con los grupos de interés: los accionistas, los clientes, los empleados. Sin embargo, la visión externa ayuda en primer lugar a encontrar caminos nuevos, con una perspectiva más amplia. La visión exterior es siempre útil, más abierta a la sociedad, menos focalizada. Uso un símil para ilustrarlo. Cuando uno hace montañismo nunca debe ir solo. Primero por seguridad, segundo porque el que te acompaña siempre tiene otra visión y así el equipo multiplica la capacidad de resolver problemas.

[Sigue en la versión impresa]