Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 245 Julio-Agosto de 2019

Fernando Novo Lens, presidente de Asociación Cultural Hispano-Argelina “Miguel de Cervantes”

Manuel de los Santos

Fernando Novo Lens, presidente y fundador de ACUHA, nos explica en esta entrevista los objetivos de su creación. “La idea de crear esta Asociación vino después de haber trabajado y vivido en Latinoamérica, Asia y países árabes. El haber colaborado para solventar situaciones relacionadas con la gestión del agua y el medio ambiente, que en ocasiones, fueron dramáticas, me llevó a replantearme muchas cosas, y concluir que, desde nuestra experiencia, podíamos ayudar a mejorar la vida de las personas. Al llevar a cabo proyectos que implicaron la gestión de equipos interdisciplinares e interculturales, comprobé que independientemente de la raza, país, religión o lengua, las personas con las que me relacioné, deseaban trabajar y vivir en paz, que sus hijos e hijas accedieran a estudios, y pudieran tener acceso a un futuro digno.
Pienso que la ignorancia es el peor de los males y es por ello que, un tiempo después de haber regresado de mi expatriación en Argelia creé la asociación para dar un poco de luz acerca de temas generales que afectan a la sociedad y que esta se instruya y conciencie y vea a las otras personas, dentro de sus diferencias, como algo enriquecedor y con lo que se pueden sembrar unas bases de respeto mutuo, colaboración, confianza y amistad.
En septiembre de 2015 se nos comunicó la inscripción en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior, de la Asociación Cultural Hispano-Argelina ‘Miguel de Cervantes’.”

¿De qué manera llevan a cabo estos objetivos de difusión cultural?
Lo que no se comunica… no existe y, por tanto, nos estamos centrando en la comunicación y difusión de temas medioambientales, de economía circular y emigración, ya que, independientemente de que se trate de Argelia u otro país árabe, son temas de interés común por la gran repercusión que sobre las vidas de las poblaciones tienen y, sobre todo, tendrán en el futuro.
Estamos llevando a cabo conferencias en diferentes instituciones y colaboramos en el programa “Medina” (TVE2) y en “Miradas” (RNE); además de colaborar con prensa escrita. En breve empezaremos con exposiciones, talleres, etc. Como le decía, se trata de llevar a cabo la comunicación como un primer paso hacia el conocimiento y al cambio sostenible.

He visto algún programa y me he dado cuenta de que habla de temas de sostenibilidad enfocados a los países musulmanes….
Efectivamente. Lo que empezó siendo un intercambio cultural entre Argelia y España, ahora lo es con los países musulmanes, ya que comparten muchas situaciones similares.
Por ejemplo, la palabra agua aparece reflejada 63 veces en el Corán y hay diferentes Suras que hacen mención al cuidado del planeta y la sostenibilidad. Y dicha palabra aparece 582 veces en el Antiguo Testamento y cerca de 80 veces en el Nuevo. Y si leemos la Encíclica del Santo Padre Francisco, Laudatio Sí, firmada el 24 de mayo de 2015 comprobaremos que se centra en temas de sostenibilidad y sociales.
Es importante hacer mención a este hecho ya que existen 2.500 millones de cristianos y 1.400 millones de musulmanes que tienen en sus libros sagrados un nexo común que les llama a actuar en consecuencia en cuanto a la sostenibilidad.
Pienso que las personas debemos centrarnos en lo que nos une, que es mucho más que lo que nos separa y, en este caso, los temas de sostenibilidad, cambio climático y movimientos sociales son ahora mismo temas que preocupan a la sociedad.  Fruto de ello ha sido el lema de este año de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “no dejar a nadie atrás”, ya que el cumplimiento de estos objetivos influye no sólo en nuestro presente, sino que lo hará también en las próximas generaciones.

¿En qué año pisó Argelia por primera vez?, un país que está a 160 kms. de las costas españolas, y cuál fue su primera impresión de los argelinos?
Llegué a Argelia por primera vez a mediados de 2007 a realizar un trabajo puntual y posteriormente volví como expatriado.
La acogida que me brindó Argelia fue muy buena y, por tanto, mi primera impresión del país, la cultura y, por supuesto, las personas, fue excelente. Impresión que, a lo largo del tiempo y con la convivencia se fue haciendo más fuerte y se crearon grandes lazos de amistad hacia las personas y cariño hacia el país.
De todas formas, esa proximidad geográfica que tenemos, no se corresponde todavía con el mismo nivel de mutuo conocimiento y colaboraciones culturales, salvo en ocasiones puntuales. Este es un campo en el que estamos trabajando para mostrar las bondades de este país vecino.

[Sigue en la versión impresa]