Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 244 Junio de 2019

Juan José Azcárate Morera, presidente y consejero delegado de Centro de Estudios Profesionales CCC

Carmen Peñalver

CCC se fundó en 1939 como Academia CCC, Cursos de Comercio por Correspondencia, de la mano de Víctor Zabala, con Cursos de Contabilidad, Tributación, Cálculo Mercantil... etc. Juan Morera, que en aquellos años residía en París y había sido profesor de español en Inglaterra, viajó a San Sebastián en 1937, donde conoció la casa de Discos Columbia. “Como después de la Guerra Civil no será fácil encontrar profesores nativos de idiomas, con los discos será más fácil aprender la pronunciación…”, pensó Morera, y con ese pensamiento ofreció a Columbia la creación de cursos de idiomas con discos fonográficos, con un nuevo método ‘por el sonido y la imagen’.

Al director de Discos Columbia, Juan Iñurrieta, le pareció una gran idea y puso en contacto a Juan Morera con Victor Zabala, que en aquel momento ponía en marcha la Academia CCC. Así nació la marca Polyglophone CCC, unida a la Academia CCC, que supuso una gran revolución en la metodología de la enseñanza de idiomas en los años 40. Tras la Guerra Civil, escuelas y centros educativos tuvieron la oportunidad de continuar formando a sus alumnos gracias a los discos fonográficos. El objetivo de CCC, desde sus orígenes, ha sido facilitar el acceso a la formación con una metodología flexible, que pueda cubrir las necesidades profesionales y personales de los alumnos con el propósito de mejorar su empleabilidad.

CCC ha sido pionera en los cursos a distancia en nuestro país y están en su 80 aniversario. ¿Cuáles han sido los hitos más significativos en estas ocho décadas?
La evolución que ha experimentado CCC en sus 80 años ha ido ajustándose a la evolución continua que experimenta la sociedad, a las nuevas tendencias profesionales y a la tecnología. Hoy el centro ofrece una variedad de cursos especializados y programas formativos en diferentes sectores. Pasamos de ser un centro que ofrecía cursos a distancia y online, a ofertar también cursos semipresenciales. Buscamos adaptarnos a las necesidades del alumno y a las demandas de una sociedad en un cambio acelerado. Por eso la transformación digital ha supuesto para CCC una necesidad, y también una oportunidad para ir ajustando nuestra oferta formativa a los cambios tecnológicos y digitales.

Su oferta actual incluye más de 250 programas formativos a distancia, online y semipresenciales. ¿Cuáles son las cinco grandes áreas en las que actúan y por qué en estas?
Tenemos siempre en marcha un “radar” para no sólo anticiparnos a las tendencias sociales, la regulación y los cambios tecnológicos, sino también para escuchar lo que necesitan las empresas. Eso permite definir determinadas áreas de formación como, por ejemplo, las de Sanidad, Servicios Socioculturales, Mantenimiento de Vehículos, Electricidad y Electrónica, Moda y Belleza, Imagen y Sonido... y las Oposiciones.

El 50% de sus alumnos siguen programas de Formación Profesional. Sin embargo, en comparación con otros países, en España seguimos estando por debajo de la media en cuanto a personas con estudios en FP. ¿A qué cree que se debe?
Aunque es cierto que la FP no está bien valorada en España, es una realidad que está cambiando. En los últimos diez años el número de alumnos se ha incrementado un 75% en estas especialidades y se espera que esta tendencia continúe en los próximos años. Sobre la imagen de la FP en España, hablamos del propio sistema de educación, formal y reglado, que siempre ha ido por detrás de las necesidades del mercado y las empresas. A las familias siempre nos ha importado más que nuestros hijos sacaran un título universitario, por la imagen que eso daba. Aunque hoy en día cada vez tienen más importancia las acreditaciones profesionales, todavía queda camino por recorrer en este sentido. Por ejemplo, nuestra situación en España no tiene nada que ver con Alemania. Los niños alemanes de 10 años tienen una orientación hacia la formación profesional dual, lo que les permite también una incorporación inmediata al mercado laboral; nosotros deberíamos hacer lo mismo.