Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 248 Noviembre de 2019

Jesús Alcoba González, director de La Salle International Graduate School of Business


Manuel de los Santos

La Salle es una institución líder en el sector educativo a nivel mundial desde hace generaciones. La International Graduate School of Business es la escuela de negocios de La Salle y su director, Jesús Alcoba González, ha impulsado el primer y, hasta el momento, único master puro en experiencia de cliente. Desde esa perspectiva ha sido nombrado Consejero de Honor de la Asociación Española de Experiencia de Cliente y es miembro de la Customer Experience Professionals Association (CXPA), así como también de la International Association of Applied Psychology, de la James Caird Society y afiliado internacional de la American Psychological Association (APA). Ha sido consejero de Bultaco Motors y miembro del consejo asesor de CIONET y forma parte del “think-tank” Know Square.

Sobre sus Masters y Programas, ¿cuáles son los más demandados y cuál el perfil de sus alumnos?
Somos líderes en formación de consultores SAP, una profesión altamente demandada aunque compleja. Junto con nuestra escuela hermana de Barcelona somos la institución que más consultores ha colocado en el mercado desde que SAP opera en el país. Además, somos pioneros en experiencia de cliente: fuimos los primeros, y a fecha de hoy seguimos siendo los únicos, en haber logrado construir un master completo en esta disciplina. Por otro lado, nos hemos especializado en formación ejecutiva y, por tanto, nuestros alumnos suelen ser profesionales, en muchos casos con experiencia directiva.

En cuanto a Formación Empresas, ¿en qué consiste dicha formación y de qué sectores provienen la mayoría de dichas empresas?
La verdad es que cubrimos todo tipo de sectores. Diseñamos arquitecturas formativas específicas para necesidades específicas. Y lo hacemos muy rápido porque nuestra estructura es muy ligera.

¿Qué puede decirnos sobre el apartado Eventos?
Es una de nuestras señas de identidad. Nos apasiona invitar, acoger, acompañar. Nos gusta mucho que la gente venga a conocerse y a conocernos. Así que todas las semanas pasa algo nuevo en la escuela. Es un ritmo trepidante, y nos encanta que sea así.

¿Por qué estudiar en el Centro que tan acertadamente dirige?
Porque no estandarizamos la formación. Cada programa es único, y toda la cartera cambia todos los años. Porque surfeamos sobre las tendencias del mercado y porque tenemos a los mejores profesores. Pero sobre todo porque sabemos escuchar.

Usted es polivalente: investigador, conferenciante, escritor…
Para algunas personas, como yo, el mundo es un terreno complejo, lleno de incertidumbres. Y hacemos un esfuerzo enorme intentando comprenderlo. Mientras lo hacemos, tomamos notas para no olvidar lo poco que vamos aprendiendo. Esas notas son lo que normalmente la gente llama libros. En mi caso, las conferencias son la voz viva y palpitante que nace de esos libros. En resumen, soy una persona llena de incertidumbres que intenta hacer su trabajo lo mejor que puede como director de una escuela de negocios.

Háblenos de las organizaciones como si tuvieran entidad propia, a veces olvidando que las empresas están formadas por personas. 
Es increíble la cantidad de conceptos que manejamos como si tuvieran vida propia. Las organizaciones en realidad no existen. Existen los edificios, las máquinas o los documentos. Pero una organización es una abstracción basada en la actividad de las personas, que son lo que le da la vida. Por eso cuando hablamos de transformar las organizaciones, de lo que deberíamos estar hablando es de ayudar a transformar a las personas.

¿Qué cree más importante la experiencia profesional acumulada o la práctica deliberada?
La práctica deliberada, sin duda. Acumular experiencia haciendo siempre lo mismo no ayuda a mejorar la competencia en ninguna habilidad. Más bien, a veces contribuye a empeorarla.

¿Cómo superar la mentalidad resultadista en un momento en el que sólo nos miden por nuestros logros?
El equilibrio más difícil que debemos hacer hoy día en las organizaciones está entre el corto y el largo plazo. Ahora mismo hay dos grandes tendencias en la arena empresarial: la experiencia de cliente y la transformación digital. Ninguna de las dos resultan fáciles y en algunos casos requieren fuertes inversiones. Y la cuestión está en que, si bien no producen resultados inmediatos, conjuntamente representan casi la única manera de seguir creando valor en el futuro. Por eso, la mentalidad resultadista es una opción de no-futuro. Comprender esto es la vía para superarla.