Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 249 Diciembre de 2019

Paulo Pinto, director de marca Mid-Tier de Europcar Mobility Group

Alberto García

La tendencia hacia la digitalización es imparable en cada vez más áreas de actividad y está creciendo de forma acelerada en el sector del alquiler de vehículos. Uno de los casos más recientes y destacados es InterRent, marca comercial integrada en el portfolio de Europcar Mobility Group y, concretamente, en su Unidad de Negocio Low Cost junto a Goldcar. La compañía ha comenzado este año un proceso de reposicionamiento de la marca InterRent, que evoluciona desde el segmento del bajo coste a un segmento intermedio. La incorporación de tecnologías destinadas a agilizar la experiencia del cliente, quien podrá recoger las llaves de su coche en menos de un minuto, o la venta de servicios a través de precios cerrados para la máxima tranquilidad del usuario, forman parte del nuevo producto de InterRent. Para ello, la marca está introduciendo progresivamente estaciones inteligentes en los destinos donde opera, que combinan dispensadores automáticos de llaves de uso sencillo con el toque humano del personal de InterRent.

Usted es director de la marca Mid-Tier en la Unidad de Negocio Low Cost de Europcar Mobility Group. ¿Puede comenzar hablándonos un poco sobre esta unidad que engloba las marcas Goldcar e InterRent?
Goldcar e InterRent son dos marcas comerciales que conforman la Unidad de Negocio Low Cost de Europcar Mobility Group, presentes en 17 países. Goldcar e InterRent comenzaron a operar juntas a finales de 2017 tras la adquisición de Goldcar por parte del grupo. Con más de 30 años de experiencia, Goldcar es un referente en el alquiler vacacional de vehículos en Europa, con presencia en los principales destinos turísticos. InterRent es la marca que ocupa el segmento intermedio en el grupo, contando con el valor añadido de la tecnología, que aporta agilidad a todo el proceso de alquiler, así como simplicidad gracias a sus tarifas todo incluido.

¿Qué ofrece cada una de estas marcas?
Goldcar es el líder del alquiler vacacional de vehículos en Europa, que comprende una de las flotas más nuevas del mercado. Más del 80% de nuestros automóviles se renueva cada 12 meses, en respuesta al compromiso de ofrecer un servicio que garantice seguridad, confort, innovación y eficiencia a nuestros clientes. Nuestra flota, formada por diversas categorías de vehículos, cuenta con los últimos modelos para dar respuesta a las necesidades y preferencias de los clientes.
Por su parte, InterRent comenzó en Europcar Mobility Group como una marca de bajo coste, pero este año hemos presentado una nueva estrategia de marca con el fin de reubicarla dentro del portfolio del grupo en el segmento Mid-Tier o intermedio, llevando la experiencia del cliente a un nivel superior, a través de paquetes de precio cerrado y servicios de alta digitalización que van a permitir a los usuarios acceder a su coche alquilado en menos de un minuto.

¿Qué desafíos aborda Europcar Mobility Group con estas soluciones?
Nuestro principal desafío es continuar llegando a una creciente cuota de mercado. Hay que tener en cuenta que Goldcar e InterRent pertenecen a un grupo especializado en ofrecer soluciones de movilidad presentes y futuras, adaptándonos a las tendencias de los viajeros a través de un amplio catálogo de opciones que comprenden desde alquileres de vehículos de larga duración hasta carsharing o modelos urbanos como bicicletas y motocicletas. Por tanto, nuestro principal reto es seguir innovando en materia de productos y servicios y, en el caso particular de Goldcar e InterRent, continuar profundizando en procesos digitales.

¿Cuál es el objetivo de esta nueva etapa para InterRent?
La estrategia detrás de InterRent es aumentar la lealtad del cliente mejorando la calidad del servicio basado en un proceso simple. Para lograrlo, hemos comenzado revisando el recorrido completo del cliente, identificando los puntos críticos existentes, interactuando con nuestros usuarios y eliminando uno por uno cada uno de esos puntos críticos. Encontramos que la mejor manera de hacerlo sería ofrecer una experiencia al usuario totalmente digitalizada, desde el momento de la reserva hasta el momento de la recogida, de manera muy simple y rápida, mediante el uso de un dispensador automático para recuperar tanto el contrato de alquiler como las llaves del vehículo, siempre con un toque humano real gracias a la presencia de una agente que ayudará en la operación. Finalmente, a la vuelta, los clientes simplemente tienen que dejar la llave. En definitiva, nuestro objetivo es ofrecer una experiencia simple, conectada y rápida a un precio justo.