Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 250 Enero de 2020

Ignacio Muñoz de Juan, director general de Molecor Tecnología


Carmen Peñalver

La empresa se fundó en 2006 y el proyecto surge de tres ejecutivos de empresas industriales, coincidiendo perfiles técnicos, comerciales y financieros. Tras este programa, el gusanillo del emprendimiento arraiga, así como la conciencia de que es posible hacer un proyecto industrial en nuestra comunidad, Madrid. La principal motivación fue la del desarrollo personal y afrontar un reto tan interesante y satisfactorio como es levantar una empresa desde un boceto. Estamos en la España de 2006, por lo que no se preveía lo difíciles que se pondrían las cosas en muy poco tiempo. El gran riesgo del proyecto era el tecnológico, ya que se basaba en una idea técnica no desarrollada y, por lo tanto, con mucha incertidumbre. Después las dificultades fueron principalmente comerciales y financieras…, pero eso ya es otra historia.

Son líderes mundiales en soluciones para el desarrollo de la tecnología para fabricación de tuberías y accesorios de PVC orientado. Háblenos de los hitos más importantes en estos casi 14 años y que se reflejan en su ingente labor de innovación.
El gran éxito de nuestra tecnología fue el hecho de convertir un proceso basado en el agua en un proceso totalmente seco, basado en aire, algo disruptivo en su momento que permitió ser mucho más competitivo a nuestro producto, las tuberías de PVC-O. Sin embargo, el hito que considero más relevante fue la producción del diámetro de 500mm, ya que hasta entonces el mayor era 400mm. Esto supuso para Molecor el comenzar a ser la referencia mundial, comenzar a tener productos únicos en el mundo e impulsar una estrategia de diferenciación que ha seguido hasta hoy.
Igualmente el lanzamiento de toda una gama de accesorios de PVC-O, producto de nuevo único en el mundo, junto con el desarrollo de la norma, el diseño de los protocolos de ensayo y el reconocimiento con el sello de excelencia por parte del programa europeo H2020 ha supuesto una reafirmación en nuestros valores de “pisar siempre nieve fresca”, es decir, estar donde todavía nadie ha llegado. Y tenemos más proyectos en la lista, todos nuevos.

Seguimos con la innovación y más específicamente en Investigación y Desarrollo. ¿Puede especificarnos sus avances en la fabricación de tuberías de PVC en todas sus variantes y cuántas patentes tienen?
El principal avance fue la eficiencia del proceso mediante el uso del aire como elemento base de la orientación, a diferencia de los procesos existentes que lo hacían con agua. La ingeniería del aire es mucho más compleja que la del agua, pero cuando lo consigues, es como ir en avión o en barco… No sólo se consiguió un proceso altamente competitivo, sino que se consiguió fabricar tuberías de diámetros superiores a lo que había sido por muchos años un “limite físico inalcanzable”. Y de ahí se pasó a los accesorios, etc., continuación de un programa que cada vez iba abriendo más alternativas. Algunos de estos avances quedan reflejados en patentes (seis concedidas más una en proceso), pero una gran parte de este conocimiento se vuelca en software y know how convenientemente protegido.

En el sector del transporte de agua a presión, sus accesorios PVC-O, a través de su proyecto ecoFITTOM, son líderes mundiales. Detállenos en qué consisten sus ventajas y beneficios y para qué tipos de colectivos están indicados.
ecoFITTOM es la alternativa en PVC-O a los accesorios de hierro fundido que se usan en las conducciones de agua. Las ventajas son similares a las de los tubos: ligereza, incorrosibilidad, ecológicas…, pero el aspecto más positivo por el que hemos obtenido el sello de excelencia de H2020, es sin duda porque supone la vuelta a Europa de una industria, que en su día era sucia y contaminante y se fue a Asia, en forma de una industria limpia y puntera, con todos los estándares de calidad y ecología del siglo XXI. Un producto para mejorar la gestión de nuestras redes de agua con tecnología española exclusiva y patentada.

¿Y sobre sus tuberías de CPVC-O?
Es un gran proyecto de I+D que ha cumplido sus primeros pasos y cuyos resultados iniciales son muy esperanzadores. Permitirá en un futuro aplicar la orientación molecular a tuberías de CPVC-O, que podrán ser utilizadas en el transporte de agua caliente. Quizás en España no sea un producto de uso masivo, pero en mercados de oriente medio estamos seguros de que tendrán una estupenda acogida. Y de nuevo lo más importante: somos pioneros en esta tecnología.

[Sigue en la versión impresa]