Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 251 Febrero de 2020

José María Sánchez Santa Cecilia, CEO de Prodware Spain

Arturo Díaz

José María Sánchez Santa Cecilia es Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Business Administration (MBA) por la Universidad Politécnica/Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones y Diplomado en Gestión y Auditoría Medioambiental por la Escuela de Organización Industrial (EOI). Además, ha cursado estudios de “Vertical Industry Knowledge” en la Universidad de Oxford.
Procedente de Fujitsu-ICL, en 1998 se incorporó al Departamento Comercial de Baan (hoy Prodware Spain) y desde 2000 dirigió el departamento comercial. En el año 2005, pasó a hacerse cargo de la dirección general de la compañía, en las etapas de Watermark, Qurius y Prodware. En la actualidad, además de CEO de Prodware en España, José María desarrolla diversas colaboraciones, programas y funciones dentro la Corporación y es consejero delegado de Prodware Retail Competence Center.

¿Cuáles son las líneas clave del negocio que dirige? 
Prodware, la compañía que dirijo, lleva más de veinte años ayudando a nuestros clientes a dar un paso adelante en términos de innovación tecnológica. Colaboramos con ellos para mejorar sus procesos de negocio vía consultoría y soluciones de software que les permitan evolucionar en su transformación digital y conseguir la excelencia.
Elegimos, en su momento, a Microsoft como compañero de viaje, y hemos adaptado su tecnología a las industrias donde somos expertos: retail, distribución, moda, fabricación discreta y de proceso, y servicios financieros, entre otros sectores.
Partiendo de las aplicaciones empresariales, hemos ido evolucionando desde el apoyo con los sistemas transaccionales (ERP), a los mundos más relacionados con la inteligencia para la toma de decisiones, pasando por la especialización en soluciones que mejoran la relación de nuestros clientes con sus clientes (CRM). Pero actualmente, la oleada de innovación tecnológica en la que estamos sumidos, nos permite, en la búsqueda de la optimización de procesos, incluir en el porfolio soluciones más modernas con Inteligencia Artificial, relacionadas con el Internet de las Cosas, aprovechando el Machine Learning, aumentando la agilidad, la colaboración y la productividad.

En los últimos siete años, Prodware Spain ha triplicado su facturación de manera orgánica, llegando en 2018 a superar los 30M€ (más de un +17% con respecto al ejercicio anterior). ¿Cuál está siendo la fórmula del éxito?
Es honesto decir que ha habido un contexto favorable, pero creo que hemos sabido interpretar la necesidad existente en el tejido empresarial de acercamiento a las herramientas tecnológicas pero explicadas en su idioma, el del negocio de su sector. 
La llegada de la nube y el foco por nuestra parte en aportar retorno a las inversiones creo que han contribuido a que la tecnología no implique obligatoriamente enormes inversiones y plazos de implantación desmesurados. Esto ha hecho que empresas de menor tamaño hayan podido implantar la tecnología a la que años atrás sólo accedían las más grandes.
Pero por diseccionar aún más, creo que el punto fundamental de nuestro éxito radica en que no somos un socio tecnológico al uso, sino que tenemos también una visión empresarial y con entendimiento profundo del negocio. Estamos continuamente realizando skilling de nuestros profesionales, muy pegados a la innovación, generando propiedad intelectual de valor para nuestros clientes. Pero, además, dado que nuestra visión es de Tecnología de Negocio y no Tecnología de Información, estamos reforzando las capas de consultoría funcional y, en el mundo más técnico, estamos obsesionados con el valor diferencial que aporten determinadas tecnologías.
En la actualidad seguimos creciendo, no creo que hayamos agotado la posibilidad
clientes y lejos de parar, nos encontramos con nuevas empresas que necesitan cambiar sus sistemas de gestión para crecer, es más, hay una gran oleada de empresas que cambiaron alrededor del año 2000 y que están modernizándose de nuevo. Por otra parte, y más importante si cabe, es el servicio y el acompañamiento a las organizaciones que ya han confiado en nosotros. A ellos les damos continuidad en las soluciones que tienen funcionando. Pero también les proponemos nuevos proyectos en los que participamos gracias a su confianza.

[Sigue en la versión impresa]