Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 256 Julio-Agosto de 2020

Francisco Mariscal Delgado, consejero delegado de Fellow Funders

Paloma Serrano

Fellow Funders es una firma financiera independiente cuya misión es apoyar a pymes y “startups” en sus planes de expansión y consolidación a través de la búsqueda de un modelo óptimo de financiación. Nació como consecuencia de las inquietudes de un grupo de directivos provenientes de multinacionales en diferentes sectores, con el objetivo de ayudar a las pymes de nuestro país en la diversificación y optimización de sus fuentes de financiación. Cuando nos golpeó la última crisis, en el año 2008, nuestro país sufría una dependencia bancaria superior al 95%, y ese fue uno de los problemas que tuvo como consecuencia la pérdida de más de un 10% de la totalidad de nuestro tejido empresarial, principalmente pymes y medianas empresas.

Fellow Funders es una plataforma de financiación alternativa. ¿Qué servicios prestan?
Fellow Funders PFP es solamente una de las partes que componen nuestro grupo.  Recientemente hemos lanzado el concepto The Finance Symphony. El tagline que acompaña al nombre de nuestro grupo financiero representa la armonía de los 4 movimientos al servicio tanto de los empresarios, como de los inversores. Dichos movimientos abarcan desde la valoración de una empresa, a través de nuestra herramienta algorítmica Fair Value, pasando por las rondas de financiación de la mano de la plataforma de Equity Crowd Investment y el asesoramiento financiero y estratégico a empresas y vehículos de inversión a través de la división de Alternative Assets. Por último, desde nuestra división de Capital Markets facilitamos la incorporación de las pymes y Socimi a los mercados alternativos como el MAB en España, Euronext en Europa y OTC-QX en USA.

Háblenos de la tipología de clientes/empresas y de inversores.
Con respecto a la tipología de empresas que buscamos y apoyamos es sencilla, buscamos empresas sanas, que tengan buenos mimbres a nivel de posicionamiento estratégico y capacidad de gestión, y que quieran crecer e internacionalizarse.  En lo referente al sector no tenemos preferencias, dado que la experiencia de nuestros socios es multidisciplinar y multisectorial. 
Respecto a los inversores con los que colaboramos, abarcamos un amplio abanico, desde inversores institucionales o corporativos, hasta pequeños inversores que quieren construir una cartera de inversión alternativa a largo plazo. Igualmente trabajamos con inversores profesionales, Venture Capital y Family Office. Creemos firmemente en la democratización de la inversión alternativa, el importe a invertir no debe diferenciar el precio o la calidad de las inversiones.

¿Qué busca el inversor?
Esto es difícil de explicar y o generalizar en pocas líneas, pero todos buscan buenas empresas en las que invertir, y a las que acompañar en sus éxitos. Evidentemente, buscan altas rentabilidades con el menor riesgo posible. Y esto suele ser más fácil en la inversión alternativa que en la tradicional.

Según su experiencia, ¿cuál es el nivel de madurez de los inversores españoles en este tipo de activo? ¿Es tanta la diferencia con respecto a los países anglosajones?
Uno de los mayores problemas que tenemos en España, en nuestra opinión, es nuestra insuficiente cultura financiera, si nos comparamos fundamentalmente con los países anglosajones.  Esta falta de cultura financiera es especialmente reseñable en el mundo de la inversión.  Por lo general tendemos a realizar inversiones inmobiliarias o a través de fondos, comercializados fundamentalmente por las entidades financieras, sin analizar cuál es nuestro perfil exacto de riesgo y nuestro horizonte temporal en el que queremos obtener rentabilidades o vamos a necesitar liquidez. Es cierto, sin embargo, que este panorama está cambiando a gran velocidad, pero todavía nos queda bastante para alcanzar el nivel de conocimiento y sofisticación típica de los países anglosajones.

¿Cómo evolucionan los datos en los últimos años?
La verdad es que no tenemos queja alguna. Nosotros crecemos con nuestros clientes, y en los últimos años, hemos podido ayudar a muchas empresas. Nuestras perspectivas son muy positivas, por desgracia estamos viviendo una situación muy convulsa y complicada, pero ahora más que nunca, es de vital importancia, ayudar a las empresas a crecer, son el motor de nuestro país, y no podemos permitir que pare.

[Sigue en la versión impresa]