Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 256 Julio-Agosto de 2020

María Teresa Gómez Condado, directora general de CEOE Campus

Carmen Peñalver

María Teresa Gómez Condado, es una profesional con amplia experiencia directiva tanto en el sector público como en el privado. Funcionaria de carrera, ha dirigido el negocio de banca institucional en el Banco Santander y ha sido subsecretaria de los Ministerios de Industria, Turismo y Comercio y Ciencia e Innovación.
Se define como experta en proyectos de colaboración público-privada, innovación y tecnología.
Desde octubre de 2019 dirige CEOE Campus, la escuela de negocios desde la cual CEOE pretende formar a los directivos del siglo XXI.

¿Qué es CEOE Campus y cuáles son sus prioridades?
El Instituto Superior de Estudios Empresariales, conocido como CEOE Campus, es el centro que ofrece los programas de formación que los directivos necesitan para afrontar los crecientes desafíos a los que se enfrentan sus empresas.
Desde el año 2019 hemos iniciado una nueva etapa caracterizada por el impulso y diversificación de nuestra actividad, poniendo en marcha programas muy disruptivos e innovadores.

Ustedes articulan su actividad a través de seis grandes líneas de actuación. Explíquenos cuáles son, a quién se dirigen y qué metodologías utilizan.
Cuando en 2019 estuvimos reflexionando sobre el nuevo posicionamiento estratégico que debería tener el Instituto, identificamos claramente 6 líneas de actuación, en las que creemos que las empresas se juegan su futuro.
La primera de ellas es Liderazgo y Diversidad. El liderazgo es un factor determinante en esta época de cambio sin precedentes. Los directivos tienen que responder a la vez a las crecientes demandas de accionistas, clientes, ciudadanos Es una tormenta perfecta de complejidad, diversidad e incertidumbre. En ella, los líderes son el factor diferencial de las empresas, los que permiten aprovechar el talento de sus equipos.
La segunda línea de actuación es la digitalización, que afecta a todo lo que nos rodea. Es algo más que tener una web y una tienda online o teletrabajar. Es poner al cliente y al empleado en el centro de la estrategia de toda la empresa. Implica un cambio de toda la organización y un cambio cultural importante. Las empresas que no lo comprendan están condenadas a desaparecer.
La siguiente línea es el bienestar emocional de los empleados. Que una empresa sea saludable debe ser un objetivo empresarial, porque multiplica por cinco la inversión que realiza para dar a sus empleados herramientas que permitan mejorar su salud, afrontar el estrés o desarrollar habilidades emocionales. Estos programas garantizan mayor rendimiento y motivación y disminuyen el absentismo laboral
La cuarta, es la sostenibilidad. Contribuir a la consecución de los ODS es un compromiso de las empresas, que les aporta oportunidades de nuevos negocios y aminora sus riesgos. Nuestros programas ayudan a alinear la estrategia y gestión de una empresa con ese objetivo. 
Las otras dos líneas se refieren al aprendizaje en ecosistemas empresariales, compartiendo casos de éxito y experiencias prácticas en un mismo sistema y a programas especiales adaptados a las necesidades del momento. Actualmente tenemos un programa dirigido a favorecer la internacionalización de las empresas, otro al emprendimiento intra corporativo y otro a la transformación de las pymes tras la crisis.
Nuestros programas son eminentemente prácticos. En ellos impulsamos la participación y la puesta en común de técnicas y experiencias de éxito. Las empresas son las protagonistas. Nosotros conocemos su día a día, los retos a los que se enfrentan. Este es realmente nuestro factor diferencial con otras escuelas de negocios.  Por eso decimos que “hacemos crecer a las empresas a través de las personas”.

[Sigue en la versión impresa]