Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 257 Septiembre de 2020

María Eugenia Coronado Orjuela, directora general de Fundación Naturgy

Paloma Serrano

María Eugenia Coronado Orjuela, directora general de Fundación Naturgy, nos explica: “Tenemos tres ejes principales de actuación. La acción social vinculada a la vulnerabilidad energética es nuestra prioridad, especialmente ahora tras consecuencias que ha dejado la pandemia del COVID-19. También trabajamos intensamente en la divulgación sobre energía, tecnología y medio ambiente, una cuestión muy relevante en la actualidad por la importancia de la transición energética y los objetivos retadores de descarbonización que tenemos por delante de cara al año 2050”.
“Y en tercer lugar, y no menos importante, porque atañe a las nuevas generaciones, tenemos un área educativa y de sensibilización. Todas estas líneas de trabajo las llevamos a cabo tanto en España como en los países donde el grupo Naturgy tiene presencia, adaptando los programas a la realidad de cada comunidad”.

¿Qué papel juega la Fundación Naturgy en el Plan de Vulnerabilidad Energética de la compañía?
Somos un pilar fundamental en el desarrollo de todas sus acciones sociales. El Plan de Vulnerabilidad se lanzó en 2017 y fue el primero desarrollado por una empresa energética española para reforzar y sistematizar la gestión de los clientes vulnerables, y fortalecer la colaboración y comunicación con las entidades del Tercer Sector y los Servicios Sociales.
Contamos con diferentes programas para contribuir a paliar la pobreza energética, que llevamos a cabo trabajando conjuntamente con administraciones y organizaciones sociales, que son quienes conocen de primera mano sus necesidades.
Las tres iniciativas sobre las que giran nuestras actuaciones son el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, para mejorar la eficiencia de las viviendas; la Escuela de Energía, para formar en materia de eficiencia energética y empoderar a las familias vulnerables para que reduzcan su factura energética sin perder calidad de vida en sus hogares; y los programas de voluntariado energético, que nos permiten ayudar a las familias desde diversos frentes.

¿Por qué es importante la rehabilitación energética para contribuir a paliar la pobreza energética?
El 50% del parque inmobiliario español fue construido antes de la década de los 80, cuando la eficiencia energética de la vivienda no estaba contemplada en las normativas de construcción. Según un estudio sobre la pobreza energética en España que publicamos el año pasado, elaborado por la Cátedra de Sostenibilidad Energética del IEB-Universidad de Barcelona, más de dos terceras partes de los hogares vulnerables energéticamente residen en viviendas de 25 años o más.
Estas viviendas son muy ineficientes desde el punto de vista energético, y la rehabilitación es una medida estructural que puede contribuir en gran medida a paliar la vulnerabilidad. Por eso hemos hecho de la rehabilitación una de nuestras principales líneas de actuación.
De hecho, la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024 del Gobierno español establece la rehabilitación como una de las líneas de actuación a corto, medio y largo plazo, para abordar esta problemática de forma estructural. Y en este documento, la Fundación Naturgy y su línea de acción en materia de rehabilitación energética aparecen como un ejemplo de buenas prácticas.

¿Cuán importante es la educación para luchar contra la pobreza energética?
Es uno de los factores determinantes, sin duda. Según el estudio al que me he referido anteriormente, los hogares españoles en situación de pobreza energética suelen tener bajos porcentajes de familias que han terminado los estudios de educación superior, en comparación con los hogares que no se encuentran en esta problemática energética: un 13,8% frente al 36%, respectivamente.
Por ese motivo, otra de nuestras formas de abordar la vulnerabilidad energética es ofreciendo formación a familias vulnerables, pero también a los técnicos de entidades sociales y de los Servicios Sociales de la Administración. Lo hacemos a través de nuestra Escuela de Energía, con la que hemos visitado ya más de 600 municipios en toda España. A raíz de la pandemia, estamos realizando este tipo de formaciones por vía telemática con profesionales de todo el país, y estamos deseando poder retomar las sesiones presenciales, en las que, de una forma muy práctica, ayudamos a las familias a optimizar su factura energética y a adoptar hábitos eficientes.