Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 262 Febrero de 2021

Elena del Valle García, CEO y Funder de AMF by Amalfi

Fernando Montes

 

AMF by Amalfi es una marca española de joyas con personalidad propia, sabor italiano y con una gran historia que contar detrás. Su creadora, Elena del Valle, decidió lanzar su propio proyecto profesional como emprendedora. Un viaje a la Costa Amalfitana albergaría algo más que un simple cúmulo de bonitos recuerdos y acabó dando vida a la marca, que huyendo de lo convencional, se centra en diseños exclusivos inspirados en los diferentes pueblos de esta costa del sur de Italia, pero sin perder de vista la tendencia del momento y que desde el principio ha tenido un sello de distinción, convirtiendo la pieza en algo más que una joya. Un pequeño taller en Madrid con años de tradición es el encargado de dar vida a las joyas siguiendo el método tradicional de la fundición a la cera perdida.

 

¿Cuál es la historia de Amalfi? ¿De dónde surge la idea para crear una marca de joyas diferente al resto?

Hacía tiempo que quería crear una marca de joyas que tuviera un valor diferencial y que contara una historia inspiradora detrás. Cuando empecé a definir los valores de la marca tenía muy claro que los diseños de las joyas debían ser propios, la fabricación de las joyas tenía que ser en un taller español y, sobre todo, que las colecciones tuvieran alma e historia.

Entonces recordé un viaje que hice a la Costa Amalfitana en el que descubrí un escenario que me cegó con su luz especial, el azul intenso del mar y los múltiples colores que visten a sus pueblos y paisajes. Cada rincón contenía historia, artesanía, elegancia y sencillez.

Todo ello fue el componente clave para dibujar y dar vida a la marca AMF by Amalfi y a sus diferentes colecciones. Ya que cada colección está inspirada en una característica concreta de cada pueblo de la Costa Amalfitana.


¿De dónde viene su interés por el mundo de la joyería? ¿Por qué una empresa de joyas?

Siempre me ha gustado mucho el mundo de la joyería y de los complementos. Hacía tiempo que le daba vueltas a la idea de crear una marca diferente de joyas y durante el confinamiento vi que era el momento y me puse manos a la obra. Además, soy una persona muy creativa, y diseñar las diferentes colecciones de Amalfi me ha permitido aplicar ese don. Se me da muy bien imaginar, indagar sobre tendencias, dibujar…, así que he disfrutado mucho dando vida a cada una de las piezas.


La marca cuenta actualmente con las colecciones Pompeya, Furore, Amalfitana y Minori. Háblenos de todas ellas. ¿En qué se diferencian?

Cada colección está inspirada en alguna característica concreta de un pueblo de la Costa Amalfitana.

Las diferentes piezas que componen la colección “Pompeya” están inspiradas en las monedas y en algunas joyas que se encontraron en las excavaciones arqueológicas de Pompeya.

Por otro lado, la colección “Furore” está inspirada en el paisaje “rocoso” que ofrece el pueblo de la Costa Amalfitana que lleva el mismo nombre de la colección.

Asimismo, la colección Amalfitana está inspirada en Amalfi. La tradición marítima de este bello pueblo nos sirvió para crear una colección que nos recordara a los cabos utilizados por los antiguos galeones que procedían de tierras lejanas.

Por último, la colección “Minori” está inspirada en los restos encontrados en las villas de vacaciones romanas del S. I d.C. situadas en pueblos marineros del sur de Italia como Minori.