Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 269 Octubre de 2021

Alberto González Fernández, consejero delegado de Grupo Starnaliza

Arturo Díaz

Los orígenes del grupo se remontan a finales de los años setenta, cuando el fundador, Ángel González, inicia sus actividades centradas en el sector de la limpieza. Cuarenta años después nace Starnaliza, con la finalidad de aunar como holding y en una nueva marca, su propuesta de valor principal, la externalización de servicios 360 a medida.

¿Cuáles son las empresas que conforman el grupo y a qué se dedica cada una de ellas? ¿Cuáles son sus grandes cifras en cuanto a número de empleados y facturación?
Más del noventa por ciento de nuestras actividades son proporcionadas a través de nuestras seis marcas principales, todas ellas orientadas a prestar servicios de forma conjunta y sinérgica en las áreas principales de externalización que demandan nuestros clientes: Micofer y Star Formación, en el área de gestión de recursos humanos; Star Logística, en el área de gestión de almacén y logística en general; Lemil y Star Mantenimiento, en el área de la robótica, ingeniería eléctrica, mantenimiento de instalaciones industriales; y Star Servicios en el área de limpieza industrial especializada.
En relación a las cifras, somos un holding familiar modesto, cerraremos este año superando los cuarenta millones de euros de facturación en España, con una plantilla estable que rondará los 2.800 trabajadores.

El Grupo Starnaliza se caracteriza por simplificar a las empresas muchas de sus actividades que podrían ser externalizadas, ahorrándoles costes. ¿Cuáles son sus puntos fuertes y qué les diferencia del resto de competidores?
Nuestros clientes valoran especialmente nuestra capacidad para dar un servicio global similar al de las multinacionales competidoras, pero con la familiaridad, proximidad, capacidad de trabajo, flexibilidad y compromiso que tendrían con un autónomo o pyme.
Junto con una altísima especialización, conocimiento y experiencia, esos son nuestros puntos fuertes y lo que nos diferencia definitivamente de nuestros competidores. Nuestra máxima se centra en dar un servicio de máximo nivel y calidad, pero con el mismo nivel de interlocución que tendrían relacionándose con una empresa pequeña.
Día a día trabajamos con personas y procesos para mantener la misma filosofía con la que inició su andadura Ángel González, nuestro fundador, la que nos ha hecho crecer y merecer el gran reconocimiento y valoración que nuestros clientes tienen de nuestros servicios, gracias a la cual, año a año, renuevan su compromiso con nosotros y por lo que les estoy realmente agradecido.

Recientemente desde Lemil, la ingeniería industrial del holding y una de las empresas más relevantes que lo conforman, presentaban en Madrid el sistema PRIMO, una innovadora plataforma inteligente para la movilidad eficiente. Háblenos de este sistema.
PRIMO es uno de los máximos exponentes de los servicios de I+D a medida de Lemil, en este caso, en lugar de a una empresa o institución en particular, puesto al servicio de la sociedad con la finalidad de ayudar a implantar rápidamente una red de puntos de carga de alta potencia para vehículos eléctricos. Una novedosa patente mundial que estamos seguros ayudará a impulsar definitivamente en el mundo la instalación de puntos de carga de alta potencia de una forma eficiente, flexible y ecológica.

¿A quién se dirigen las soluciones de PRIMO? ¿A la Administración, a las empresas o a los consumidores?
Siempre hemos pensado que el problema de la movilidad eléctrica es global y por eso PRIMO es un invento que aúna en una única estación de carga la solución a los diferentes problemas a los que se enfrentan cada uno de los actores de la movilidad eléctrica en el mundo.

Su filosofía de crecimiento a nivel nacional también pasa por crecer inorgánicamente. ¿Qué buscan conseguir con esta estrategia de crecimiento?
Starnaliza externaliza a medida cualquier servicio que necesite un cliente que, con frecuencia, desea cumplir dos objetivos. El primero, ahorrar costes de forma significativa -lo que conseguimos en un 90% de los casos- y el segundo, necesariamente compatible con el anterior, mejorar e incrementar el nivel de calidad y eficiencia en procesos.
La forma en la que somos capaces de conseguir el primero se basa simplemente en la capacidad para prestar de forma conjunta y sinérgica nuestros diferentes servicios. Para el segundo, además, necesitamos excelencia en el mismo. Para hacerlo de forma compatible, ahorro a la par que calidad y eficiencia, aplicamos nuestro saber hacer desarrollado durante nuestros 40 años de vida.