Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 265 Mayo de 2021

José María Muñoz Domínguez, Senior Partner de MCH Private Equity

Paloma Serrano

MCH Private Equity es líder en la Península Ibérica desde 1998 en Private Equity. En aquel momento el sector estaba realmente comenzando, despegando en España. Existían tres o cuatro firmas locales, algunas de las cuales ya ni siquiera existen y algunos fondos internacionales acababan de establecer una oficina permanente. Parte del capital privado de aquella época lo hacían directamente grupos familiares o las corporaciones industriales de entidades financieras, como las cajas de ahorro.

¿Cómo ha ido evolucionando la base inversora de los fondos, o LP’s (Limited Partners), desde la crisis de 2008 hasta nuestros días?
Realmente, lo primero que provocó la crisis de 2008 fue un retraimiento general de los inversores hacia España. Una consecuencia de ello fue que, durante casi 5 años, ningún fondo basado en España se pudo levantar.
Curiosamente, después de ese parón y cuando se vio no sólo que España tenía un potencial importante para hacer negocios después de la crisis, sino que, además, la economía era más robusta de lo que se pensaba y existían buenas empresas en las que invertir, volvió con fuerza el apetito inversor del extranjero.
No obstante, a la vuelta de la crisis algunos criterios habían cambiado por parte de los inversores, ya que fueron gradualmente cambiado el foco hacia gestoras más establecidas y de mayor tamaño, activos más sólidos y más foco en coinversiones, inversión directa y secundarios. Los fondos de fondos habían cambiado en gran medida su modelo de negocio y sus economics y ello resultó en un cambio sustancial de comportamiento de la base inversora de fondos de mid-market como MCH.

¿A qué empresas se dirigen y cómo se le hace ver al empresario el valor añadido que son capaces de aportarle?
En esencia, nos centramos en buscar compañías con capacidad de crecimiento en sectores que conocemos bien, como determinados sectores industriales de nicho o sectores específicos como el de la alimentación. Buscamos empresarios que tengan un proyecto empresarial donde podamos aportarles y ayudarles como, por ejemplo, en el ámbito de la internacionalización.
Dado que a lo largo de nuestros 22 años de existencia hemos construido un equipo de socios con mucha experiencia acumulada -a modo de ilustración, tenemos en la firma 10 socios con más de 15 años de experiencia en este negocio- tenemos un papel muy activo como acompañantes de los equipos de gestión en los proyectos en los que están involucrados. Creo que los empresarios aprecian este enfoque cuando nos sentamos con ellos y, además, tenemos la ventaja de tener ya muchas historias de éxito y referencias directas de empresarios con los que hemos trabajado en el pasado, que constituyen nuestro mejor aval.

¿Qué hemos vivido en el mercado del Private Equity en Iberia en 2020?
El año 2020 ha sido un año, sin duda, complicado para todos, aunque nosotros estamos bastante orgullosos de los resultados que hemos obtenido.
En primer lugar, hemos aprendido a trabajar en equipo de forma eficiente de una manera distinta. En segundo lugar, el haber pasado anteriormente la crisis de 2008 creo que nos permitió estar mejor equipados para hacer frente a una crisis inesperada. Dedicamos mucho esfuerzo a las compañías que teníamos en cartera y creo que ello ha tenido un excelente resultado: las compañías se han visto afectadas por la crisis, pero, en general, de forma moderada.
Este año hemos cerrado cinco operaciones, más que en ningún otro año de nuestra historia reciente. Creo que ello ha sido consecuencia de tener una orientación clara y haber aprovechado un cierto impasse en el mercado para empujar proyectos con algo menos de competencia.

Su última operación ha sido la entrada en Atrys Health tras venderle su negocio de diagnóstico en Portugal. ¿Pasa su futuro por dar el salto al Mercado Continuo en los próximos meses?
Efectivamente, invertimos en un negocio de diagnóstico por imagen y radioterapia en Portugal hace ya unos años. Este es un campo enormemente interesante. Durante ese período, desarrollamos algunas unidades desde cero, compramos otros negocios complementarios y realmente le dedicamos mucho esfuerzo, ya que tenía mucha componente de desarrollo. No obstante, sabíamos que eventualmente acabaría integrado en algún proyecto de mayor tamaño.
A finales del año 2019 exploramos diversas alternativas y finalmente se nos acercó Atrys Health, una empresa líder a nivel internacional en el ámbito de la telemedicina y la oncología. Vimos que Lenitudes tenía un encaje muy interesante en el proyecto por lo que decidimos integrarnos en ese Grupo y continuar contribuyendo como accionistas al proyecto combinado.
Atrys sigue creciendo orgánica e inorgánicamente y esperamos entrar en el Mercado Continuo en la segunda mitad del año.