Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 269 Octubre de 2021

Yuri P. Korchagin, embajador de la Federación de Rusia en España

José Luis Guerrero

Yuri Korchagin, embajador de Rusia en España, muestra un “good looking” atractivo. Afable y cercano con el interlocutor es grato conversar con él, evidenciando un gran conocimiento de España y los españoles, tras nueve años en la legación diplomática en Madrid.
Es diplomático desde 1977, tras graduarse en Relaciones Internacionales e Historia. Cumplió misiones diplomáticas en las Embajadas de la Unión Soviética y, posteriormente, de Rusia en México y Perú. Como embajador, y antes de llegar a España, lo fue también en Colombia y Argentina, habiendo sido el director de América Latina en el Ministerio de Asuntos Exteriores de su país hasta que recaló en España.
Lamenta las sanciones económicas que la Unión Europea, y por ende España, impusieron a Rusia, porque entiende que están perjudicando mucho a las dos partes y especialmente a España, dado que ello ha supuesto pérdidas en el comercio bilateral y la desaparición de 40.000 puestos de trabajo.
Ama nuestra cultura, arte, gastronomía y vinos; y deja claro que la gente española le ha seducido en los años que lleva con nosotros. “Yo he tenido la suerte de conocer aquí la gente buena y honrada. De los malos solamente leí en los periódicos”.

Señor Korchagin, usted lleva en España como embajador de la Federación de Rusia nueve años. ¿Cómo califica su experiencia durante este tiempo?
Se nota la experiencia periodística en su pregunta que pone el foco en la palabra EXPERIENCIA. Mire, tengo el privilegio de representar a Rusia en España -uno de los líderes de la Unión Europea- un país con rica historia y cultura, paisaje político activo y donde he cosechado muchos amigos en todos los sectores de la sociedad. En mi labor de profundizar las relaciones bilaterales siempre encuentro la comprensión y el apoyo de la parte española. Por ello valoro mi experiencia como enriquecedora, interesante y grata desde el punto de vista profesional, así como personal.

¿En qué situación se encuentran ahora las relaciones diplomáticas entre Rusia y España?
Nuestras relaciones cuentan ya con cinco siglos desde que Carlos I de España y Basilio III de Rusia intercambiaron las así llamadas “Cartas amistosas”. Se destacan por el interés y respeto mutuos a pesar de que no siempre compartimos las posiciones. Esta base nos sirve para seguir avanzando en nuestro dialogo, superando algunos obstáculos, muchas veces artificiales o creados por terceros.
Hay intercambio de visitas de los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países que se realizan cada dos-tres años, una serie de consultas diplomáticas entre ministerios, funciona bien el mecanismo de promoción de lazos económicos y comerciales. La Comisión Intergubernamental mixta, cuya última reunión celebramos en febrero de 2021, sigue ampliando la base jurídica; y vamos a firmar un importante Convenio sobre reconocimiento mutuo de educación, calificaciones y títulos académicos. Asimismo, se mantiene el ritmo de intercambio cultural.

Y qué me puede decir de las relaciones comerciales entre los dos países, ¿cómo están o estaban previamente a la pandemia del coronavirus?
No tanto coronavirus es culpable. Yo le doy las cifras y usted haga su conclusión. En 2013 nuestro intercambio comercial superaba 11 mil millones de euros. Con las sanciones ilegitimas de la Unión Europea contra Rusia, a las cuales tuvo que unirse España, el comercio bilateral ni siquiera alcanzó 5 mil millones de euros en 2020. España perdió 40 mil puestos de trabajo y 785 millones de euros solamente en dos primeros años “gracias” a las sanciones. Todo ello es una muestra clara de que estas medidas diseñadas en Bruselas, como la palanca para debilitar la economía rusa y de este modo hacer daño al pueblo de mi país, al final afectaron y siguen afectando la economía española.

En el año 2011 se celebró el “año dual”, es decir, el año de España en Rusia y de Rusia en España. ¿Qué consecuencia tuvo esa celebración en las relaciones entre los dos países?
En realidad, hemos realizado ya tres “Años Duales”. El que usted menciona, el de Literatura y Lengua en 2015-2016 y el de Turismo en 2016-2017. Hubo decenas de eventos culturales, académicos, promocionales que ayudaron a nuestras sociedades a profundizar en el conocimiento mutuo, aumentando las entradas turísticas. Por ejemplo, a España vinieron más de 1,3 millones de turistas rusos en 2019. Somos conscientes del efecto positivo de tales proyectos, por ello planeamos para el futuro próximo otro, el Año Dual de Ciencia y Tecnología e intercambios juveniles.