Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 281 Noviembre de 2022

Sonia Quibus, directora de personas de Banco Sabadell

Francisco Ramos

Con el reciente anuncio por parte de Banco Sabadell de la reorganización de su organigrama directivo, Sonia Quibus ha pasado a ser la nueva directora de Personas, además de ser miembro del Comité de Dirección y en esta entrevista nos explica los retos que se ha fijado para esta nueva etapa.

¿Cuáles son los principales ejes de la estrategia y gestión del Área de Personas de Banco Sabadell?
El principal reto de toda estrategia de personas debe ser sincronizarse con la estrategia de la entidad, consiguiendo un entendimiento claro de los perfiles que la compañía necesita y necesitará para alcanzar los objetivos estratégicos.
El mercado laboral, cada vez más cambiante y competitivo, nos obliga a las áreas de Personas a ser capaces de identificar, vincular y planificar mejor el talento óptimo, con nuevas capacidades profesionales para conseguir objetivos distintos a los tradicionales.
A ello se suma el hecho de que todo el sector apuesta por el mismo tipo de talento, es decir, un perfil especializado, digital y STEAM. En este contexto, cabe destacar el éxito de nuestros programas de talento, que son un factor diferencial. Además, nuestra vinculación con las universidades y larga historia nos avalan como empleadores de talento joven de primer nivel.
Pero no sólo están cambiando los perfiles y las metas, también las inquietudes e intereses de este talento. El talento actual demanda dinámicas de trabajo flexibles, multidispositivo y multibuicación. Demanda nuevas formas de trabajar, agilidad en los proyectos y en la toma de decisiones, empoderamiento y desarrollo profesional. Requiere de buenos managers que le inspiren, le conecten con el propósito empresarial, le apoyen en el error y le reconozcan en el éxito. Es diverso en todos los sentidos y reclama que las empresas entiendan el valor de esa diversidad.
Para responder a este contexto es necesario evolucionar las formas de trabajar y las capacidades de nuestra plantilla hacia nuevas dinámicas y nuevos perfiles adaptados a las exigencias actuales y futuras. En este sentido, nuestro foco está en fidelizar a nuestro talento interno, que afortunadamente es enorme, con líneas de actuación basadas en el desarrollo y crecimiento profesional, y el cuidado y bienestar personal.

¿Podría hablarnos en detalle de algunos de los proyectos actuales más relevantes? ¿Y sobre proyectos de cara al futuro?
Estamos inmersos en un cambio de paradigma que nos enfoca en proyectos y líneas de actuación muy orientadas a la transformación interna y la mejora constante de nuestras capacidades. En esta línea, destacaría nuestros proyectos orientados a la mejora de la diversidad, que englobarían actuaciones de captación de talento, con una propuesta de valor cada vez más digital, actuaciones relacionadas con la potenciación del talento femenino y la capacitación y compromiso del talento senior e iniciativas para la evolución del management a fin de que sea parte fundamental en este proceso.
También destacaría los proyectos alineados con la búsqueda de la meritocracia, entendiéndolo como el desarrollo de modelos de valoración de personas competitivos con el mercado, que nos permiten identificar y desarrollar el talento en todas las capas de la organización y gestionar a las personas de manera proactiva.
Por último, pero no menos relevante, también estamos inmersos en proyectos que persiguen la capitalización del conocimiento, mediante planes de desarrollo personalizados y flexibles, adaptados a las skills y funciones necesarias para el desempeño y desarrollo de cada profesional en su puesto son otro de nuestros focos. En este plano, subrayaría los relacionados con la transformación de nuestra red comercial, los itinerarios de carrera en nuestros centros corporativos, y las canteras de talento para dotarnos de perfiles muy demandados en el mercado y que estamos convencidos que podemos desarrollar internamente. Igualmente, importantes son los proyectos transformadores de nuestra función y de la experiencia del empleado a través de la gestión del dato y la evolución tecnológica, a los que vamos a dedicar una buena parte de nuestro esfuerzo actual y futuro. Finalmente, un foco muy claro es la transformación cultural, imprescindible para que todas estas iniciativas calen a largo plazo y se preserve la identidad de nuestra entidad.