Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 299 Junio de 2024

Javier Díaz-Barceló Caffarena, director general de Setland

Paloma Serrano

En Setland hay un grupo de profesionales con una gran experiencia en soluciones de “outsourcing” y “facility services” para el óptimo funcionamiento de una empresa. El compromiso profesional y personal hacia sus clientes y sus objetivos son los pilares de su organización. Además, están altamente cualificados para dar soporte a un amplio abanico de sectores de especialización.

¿Cuáles son las fortalezas de Setland como grupo empresarial con cobertura nacional?
Sin duda, el conocimiento del mercado y de los sectores de facility services y outsourcing del equipo directivo que me acompaña en Setland es una muy relevante y primera fortaleza. En segundo lugar, yo destacaría la flexibilidad, que nos permite hacer de cada servicio un traje a medida de las necesidades de cada cliente. No todos los clientes tienen las mismas necesidades y, por eso, adaptamos los servicios a cada cliente, escuchándolo y entendiendo sus necesidades. Y, por último, yo subrayaría como fortaleza la calidad de los servicios que prestamos. Creo que está en el ADN de todo el equipo el gusto por las cosas bien hechas; y, en este sentido, nuestro posicionamiento en el mercado es de servicios de alta calidad.
Estas fortalezas que acabo de señalar quedan muy bien encajadas en nuestro lema: ‘hacemos que las cosas funcionen’.

¿En qué sectores de actividad cree que Setland puede aportar mayores ventajas?
La verdad es que podemos aportar soluciones a todos los sectores de actividad. Sin embargo, es cierto que hay algunos sectores en que los facility services y el outsourcing pueden tener un mayor recorrido. Así, pensamos que el sector hotelero, el de la logística y las industrias alimentaria y farmacéutica se pueden beneficiar muy especialmente de nuestro expertise. Conocemos muy bien estos sectores y podemos diseñar soluciones a la medida de cada cliente.

Háblenos de las distintas soluciones que tienen para cada tipo de necesidad y qué importancia tiene cada una de ellas en la compañía.
Actualmente, Setland está estructurada en dos divisiones: una dedicada a los facility services y el outsourcing y otra dedicada a la comercialización de productos de higiene profesional y otros consumibles. También está previsto iniciar pronto la actividad en una tercera división con una empresa de trabajo temporal. Con esta amplia propuesta al mercado creemos que podemos aportar soluciones a los distintos tipos de necesidad. Aquellos clientes que tengan internalizadas actividades de soporte, como puede ser la limpieza, pueden adquirirnos los productos que necesiten, así como nuestro asesoramiento en el uso de los mismos; para aquellos que quieran externalizar actividades de soporte (limpieza, mantenimiento, servicios de control de accesos y recepción, etc.) podemos atenderles con nuestras soluciones de facility services; para aquellos que quieren dar un paso más en la externalización, con actividades más ligadas a su negocio (como la carga y descarga, el empaquetado u otras actividades de logística de almacén), podemos ofrecer nuestras soluciones de outsourcing; y, finalmente, si necesitan refuerzos temporales de personal, pronto estará también disponible para ellos nuestra ETT.
Hoy en día el mayor crecimiento lo estamos teniendo en las actividades de facility services y outsourcing, pero aspiramos a conseguir también un volumen importante cuando entre en funcionamiento la ETT.

¿Cuáles diría que han sido las tendencias de consumo y, por tanto, empresariales que han provocado cambios en los últimos años en el sector del outsourcing?
En los últimos años las tendencias de consumo vienen muy marcadas por las exigencias de inmediatez, flexibilidad y bajo coste de los consumidores; y esto creo que es aplicable a la mayoría de los productos. Es indudable que este escenario exige a las empresas cada vez más eficiencia para poder cumplir las expectativas de los consumidores y, en última instancia, para ser competitivas. Y, para responder a este reto, las empresas tienden a concentrarse en su core business y a dejar en manos de empresas especialistas aquellas actividades que piensan que estas pueden realizar de una forma más eficiente. Al margen de esta tendencia de fondo, hay aspectos de los marcos regulatorios (sobre todo laborales) que pueden incentivar o retraer a las empresas en su apuesta por el outsourcing.
Pero, en definitiva, lo que ha marcado los cambios en el sector de outsourcing en los últimos años (y lo seguirá marcando en los próximos), es la capacidad de aportar eficiencia a los clientes, de forma que estos se puedan concentrar en su core business. Por eso, sólo las empresas de outsourcing que aporten eficiencia a sus empresas clientes tendrán un buen futuro.

¿En qué situación empresarial ha de estar una compañía para empezar con sus procesos de outsourcing?
Nuestra experiencia nos ha demostrado que el perfil de las compañías que recurren al outsourcing es muy variado. Así, hay empresas en sus fases iniciales que, para favorecer un rápido crecimiento, apuestan desde el principio por el outsourcing. Por otro lado, hay empresas bien consolidadas que, en un momento dado, analizan cómo conseguir mayor eficiencia y optan por externalizar algunas actividades.
En definitiva, si tuviéramos que buscar un denominador común, este sería el de empresa que busca la eficiencia, ya sea para un crecimiento rápido o para mantener o mejorar su competitividad.