Bienvenido a Sector Ejecutivo, revista de Economía y Empresas / España, Nº 298 Mayo de 2024

Juan de la Vega, director gerente de Bodegas Hermanos Pérez Pascuas

José Luis Guerrero

La exportación ha sido una seña de identidad de Bodegas Hermanos Pérez Pascuas, a lo largo de sus más de cuarenta años de existencia. Desde los inicios de su fundación, esta compañía ha tenido una vocación exportadora. Se veía que más allá de vender únicamente en el mercado nacional, bastante más accesible, era interesante también hacer marca en el extranjero, poco a poco, aunque en los inicios fuera mucho más costoso y complicado, sorteando todo tipo de barreras de idioma, normativas o arancelarias. Una marca se hace en el tiempo, manteniendo una estabilidad y ofreciendo el producto en un amplio segmento de los diferentes mercados, más hoy en día donde el mundo se ha vuelto tan pequeño y con una altísima movilidad de las personas, tanto de los compradores como de los consumidores. “A día de hoy es un lujo poder comprobar que los vinos de Viña Pedrosa son apreciados en las mejores mesas de los cuatro continentes siendo reconocidos por su tipicidad, regularidad y excelente calidad”, nos dice Juan de la Vega, director gerente de la compañía y tiempo atrás responsable de exportación.
El mercado está en continua evolución, al igual que la demanda de vinos de calidad. No era lo mismo el mercado de vinos por ejemplo en Asia o en Centro-América hace 30 años con lo que es ahora, nos dice De la Vega, un hombre curtido en el mercado internacional.
Los mercados van evolucionando y así lo hace su demanda. El conocimiento a nivel enológico va creciendo, a la par que lo hacen sus respectivas economías, según van creciendo y mejorando las circunstancias económicas de los diferentes países, así van adaptándose sus demandas y necesidades. El conocimiento del mundo del vino ha ido cogiendo auge incentivando a mucha gente a no solamente beber vino, sino a querer aprender sobre él y abrir su abanico de opciones, lo que directamente afecta a la demanda. Así mismo, en algunos mercados emergentes se ha identificado el consumo de vinos con un cierto estatus o nivel social.
España e Italia están a la cabeza en cuanto a las exportaciones de vinos se refiere, seguidos a cierta distancia de Francia y otros países, apunta Manuel Pérez Pascuas, uno de los hermanos fundadores de la Bodega que lleva su nombre. Esto si nos fijamos únicamente en el volumen exportado, tanto de vinos embotellados como a granel. Ahora bien, si nos fijamos en el valor del vino, Francia toma claramente la cabecera, seguida de Italia y con España muy por detrás. “Esto significa que el precio medio de nuestros vinos se encuentra muy por debajo del de nuestros competidores directos, sabiendo éstos mejor cómo darle valor a sus productos”.
En nuestro país no hemos sabido dar el suficiente valor a nuestros productos y a la marca España para que el consumidor extranjero lo valore y lo pague. Los graneles siguen teniendo un peso muy importante en la balanza e incluso el precio medio de los vinos embotellados no llega a alcanzar al de otros países exportadores. Por este motivo, “nuestra bodega siempre ha intentado abanderar los vinos de calidad y los productos con un alto valor añadido en el mercado extranjero, aunque haya costado mucho más esfuerzo”, replica Adolfo Pérez Pascuas, el otro hermano fundador y copropietario de la empresa.

La uva tempranillo, clave de la Ribera del Duero
“Dentro de Ribera del Duero se están elaborando muy buenos vinos, con diferentes perfiles y estilos, pero siempre con un denominador común, que es la variedad de uva con la que se elaboran los tintos, la Tinto Fino o Tempranillo”, nos dice Nuria Peña, enóloga de la Bodega Hermanos Pérez Pascuas.
Hoy en día todos los vinos de calidad de cualquier zona vitivinícola de España o del mundo pueden ser una alternativa para nuestro vino y hasta el resto de bebidas le puede quitar consumidores. Bien es cierto que, en España, dentro del consumo de vinos tintos, la Rioja y Ribera del Duero tienen su peso en la demanda del mercado nacional. Pero hay que mencionar que en la actualidad se están elaborando grandes vinos en todas las zonas vitivinícolas de España, no solamente en estas dos Denominaciones referentes, y que en cada región correspondiente tienen su peso dentro de la demanda del consumo de vino.
“Contamos con grandes consumidores en todo el mundo y nuestros vinos de las gamas más altas también van muy repartidos por la geografía”, nos dice Adolfo Pérez Herrero, responsable de comercialización. Tenemos una producción limitada que en muchos casos se reparte por cupos dentro del mercado. Se intenta siempre que los vinos lleguen lo más repartidos y al máximo de clientes posibles.